Para los que tenían duda o estaban de malpensados: sí, doña Ana Lilia Herrera, sí anda metiéndole lana a su aspiración de regresar a ocupar la silla de la alcaldía de Metepec – la misma que dejó enfriar antes de concluir la administración para “chapulinearle” a otro hueso, tal como lo dicta lo más rancio del quehacer político mexicano-.


La sana actividad de los dos regidores del municipio, de entregar “kits de limpieza” para hacerle frente al Covid 19, se vio manchada de politiquería cuando los mismo ediles, en redacciones igualitas en sus redes sociales, agradecieron el apoyo de la diputada federal para que más paquetes llegaran a los ciudadanos.


Alguien les dictó el texto, o andan muy telepáticos los tricolores. Y luego por qué piensa uno en la mezquindad de los políticos al actuar de manera tan ¿Oportunista?