Toluca, Edomex.-4 de abril de 2021.-El Covid 19 dejó sin empleo a Alan, a raíz de la pandemia hubo recorte de personal en el lugar que trabajaba, ahora vende dulces en la calle para poder alimentar a Gitana, además, llevar un sustento a su esposa.

El joven de 19 años de edad, recorre el centro de Toluca acompañado de su perrita que hace casi 20 meses rescató y ofrece una golosina a bajo costo a los transeúntes para comprar comida a su mascota.

El joven que vive en la colonia Santa María de las Rosas ha encontrado en la informalidad una oportunidad de tener ingresos y aportar dinero para los gastos del hogar, la perrita es un integrante más de la familia.

«No tengo empleo, he metido algunas solicitudes pero no he tenido suerte, ahora tengo unas semanas vendiendo dulces, trabajé en una pizzería y lavandería, pero tenemos que alimentar a Gitana», dice Alan.

A diario se le puede ver sobre la avenida Hidalgo entre Villada y la emblemática Alameda con una sonrisa, además con ganas de salir adelante, «es mejor ganar algo honesto, hasta nos regalan un taco», remata.