TOLUCA, Edomex., 23 de enero de 2019.- Existen personas a quienes le da miedo o incluso pavor conducir un automóvil, se podría pensar que es una exageración o sólo son nervios, sin embargo este miedo se denomina amaxofobia.

El doctor Luis Sergio Ponce Guadarrama psiquiatra adscrito al Hospital General Regional No. 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente explicó que esta fobia puede derivarse de un recuerdo doloroso de seres queridos involucrados en algún accidente o con las primeras experiencias personales de manejo.

Las personas que la padecen pueden presentar ansiedad, agitación incluso ataques de pánico en los días u horarios que tienen que conducir un vehículo, en su mayoría se trata de mujeres que están entre los 30 y 40 años de edad.

La amaxofobia la sufren conductores habituales que usan el automóvil ocasionalmente en vías con poco tránsito, sienten pánico en vías con mucho tráfico, pueden dejar de manejar por largas temporadas sin embargo por necesidades laborales o personales tienen que volverlo a hacer. Esta fobia puede estar relacionada con familiares o personas que pudieran debilitar la autoestima del conductor.

Debe evitar  confundirse con el temor característico de los conductores novatos, el cual se puede ir superando por medio de la práctica constante. Cabe destacar que existen características específicas que se atribuyen a personas con mayor facilidad de adquirir este temor: personas con antecedentes de trastornos de ansiedad y depresión, alto nivel de estrés,  fragilidad emocional, baja autoestima, reducido nivel de tolerancia a la frustración, rigidez mental y alto nivel de exigencia.

La amaxofobia puede superarse con terapia psicológica cognitiva-conductual siempre y cuando se tenga en cuenta las siguientes consideraciones: tomar conciencia del evento que detonó este temor, utilizar técnicas de relajación y control del pensamiento catastrófico. 

Asimismo debe existir un acercamiento progresivo a los estímulos fóbicos presentes en la conducción, hacerlo primeramente en distancias cortas y poco a poco ir aumentando.

El especialista en psiquiatría indicó que en caso necesario se puede acudir a psicoterapia para manejo de la ansiedad y destacó que el IMSS Estado de México Poniente cuenta con personal calificado para tratar este tipo de trastornos conductuales.