TOLUCA, Edomex.-9 junio 2020.-El martirio no ha terminado por los abuelos y tíos de Félix Hernán, el niño conocido como el del «suéter rojo», asesinado cuyo cadáver apareció con huellas de violencia en una barranca en el municipio de Calimaya.

Ahora, ellos, han abandonado su hogar ubicado en la capital del Estado de México, ante las agresiones y amenazas a las que han sido objeto en las últimas horas, temen por sus vidas, piden ayuda a las autoridades.

A unos metros de su domicilio, hombres han realizado disparos, además, la fachada fue violentada, los responsables huyeron, además, seguridad pública no atendió la llamada de auxilió, denunció la activista Frida Guerrera.

«Rompieron los vidrios de la casa y algunas situaciones, la policía municipal jamás llegó, fue hasta que acudieron personal de Investigación, pero después los dejaron solos, tuve que sacarlos», reprochó.