CUERNAVACA, Mor., 11 de enero 2019.- Ante las compras de pánico que se dan en establecimientos de Cuernavaca, por automovilistas de Estado de México y Ciudad de México ante escasez de combustible en sus localidades, el Gobierno de Morelos restringió la venta de combustible en contenedores, garrafas y bidones.

Aunque Morelos no está dentro de los estados, por ahora, que han sufrido por la escasez de combustible, como parte del combate al huachicol que se inició desde el Gobierno de la República, automovilistas de Toluca y Ciudad de México acuden a despachadoras de combustible al norte de Cuernavaca y Huitzilac, además de Cuautla y Yecapixtla al oriente de la entidad, señalan que en sus localidades son filas, “si es que alcanzas” de más de tres horas, “y te venden poco”, por eso mejor decidieron llegar a Morelos y comprar “hasta para llevar”, como dijo Ramiro Montes, vecino de Estado de México.

Sin importar los riesgos y distancia que recorren para llegar a Morelos, los habitantes de las entidades que padecen falta de combustible como Ciudad de México y Estado de México, cargan combustible en garrafas en las estaciones de servicio de Morelos.

Carlos Mendoza, transportista de Toluca en Edomex, señala que “hicimos vaquita”, para lograr que unas camionetas con bidones vacíos pudieran venir a Morelos por combustible.

“Sí no trabajamos, no comemos, por eso debemos de buscar combustible en otros estados como Morelos, acá estamos en espera de cargar”, dijo mientras esperaba en la fila de autos en una gasolinera al norte de la ciudad.

Es de mencionarse que la Coordinación de Protección Civil del Estado de Morelos restringió la venta de combustible en garrafas, bidones u otros objetos, además alertó a las despachadoras de combustible que, si no cumplan con la medida, serán sancionadas.

“Medida Preventiva y de Seguridad no se lleve a cabo en las estaciones de servicio la venta de combustible en contenedores, por lo que en su caso de ser omiso se aplicaran las sanciones correspondientes”.

Cabe destacar que a pesar de que el gobierno de Morelos, ha confirmado que cuenta con suficiente combustible, los autos de los estados vecinos siguen llegando, lo que genera preocupación en la población local de quedarse sin combustible.