CIUDAD DE MÉXICO, 16 de octubre de 2016.- El atacante del Club Universidad, el uruguayo Matías Britos, culpó al silbante Marco Antonio Ortiz Nava de definir el resultado del encuentro contra Toluca, pues no validó un gol legítimo y no marcó un penal claro sobre él.

“El árbitro decidió el partido; no fueron errores, porque errar es humano y eso está permitido. Nos anulan un gol totalmente legítimo y después no cobrar un penal.

Siempre he dicho que los partidos tienen que definirlos los jugadores dentro de la cancha y no los agentes externos porque demeritan el resultado”, señaló al final del partido.

El director técnico Juan Francisco Palencia, por su parte, adelantó que pedirá a la directiva del club capitalino que hable con la Comisión Disciplinaria para revisar el desempeño del nazareno.

 

LEER MÁS: QUADRATIN MÉXICO