TEXCOCO, Edoméx., 10 de noviembre de 2016.- Con una ceremonia prehispánica entre los pueblos Inca y Aztecas, inició el segundo Congreso Mundial de Quiropráctica Inca que se desarrollará durante los próximos cuatro días en este municipio.

 

El primer Congreso se realizó hace un año en el Perú, y ahora, se organizó el evento en México con la asistencia de varios representantes de Perú, Colombia, Ecuador, Brasil e Israel.

 

Los organizadores de este segundo Congreso Mundial, Iván Reyna Mercado y Guillermo Mendoza Castelán, explicaron que el evento plasmará el reflejó de la unión de dos pueblos (México-Perú) que desarrollaron la curación a través de la quiropráctica, cuando en los hospitales no se podía brindar ese tipo de asistencia.

 

Iván Reyna Mercado, maestro Inca, dijo que hoy no se sabe como proceder con tantas enfermedades, pero recordó que desde niño le inculcaron los conocimientos quiroprácticos que le han permitido asistir a decenas de personas.

 

Según la tradición que reflejaron con la ceremonia prehispánica, los Incas contribuyeron con el Emperador Azteca Cuauhtémoc, para desarrollar la quiropraxia.

 

En 1997, el quiropráctico Iván Reyna Mercado, recopiló, sistematizó y perfeccionó este conocimiento.

 

La base de la quiropráctica Inca es la manipulación de la columna vertebral para eliminar la tensión mecánica, seguido por el proceso natural de reacomodo después de la manipulación.

 

En Perú surgieron los sikarks, cirujanos especializados en fracturas y afecciones del sistema músculo esquelético, en México se les conoce como los quiroprácticos.