Toluca, Estado de México, 27 de abril de 2020. El Estado de México registra, al corte de ayer, 2 mil 355 casos confirmados a COVID-19, de los cuales, 735 han recibido su alta sanitaria, 641 se encuentran en aislamiento domiciliario y 813 están hospitalizados, 514 en la entidad y 299 reciben atención en otros estados.

La Secretaría de Salud estatal informa que se han registrado 166 defunciones, 116 corresponden a personas residentes en diversas localidades mexiquenses y 50 perdieron la vida fuera del territorio estatal.

Por otra parte, la dependencia encabezada por el Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, reporta que mil 312 personas se encuentran como casos sospechosos, cuyas muestras se encuentran en análisis y cuatro mil 152 han dado negativo al contagio de esta enfermedad.

Y con el objetivo de reducir la curva de incidencia de personas afectadas por el virus SARS-CoV-2, se llama a la población a no bajar la guardia y reforzar las medidas de prevención, con la principal recomendación de quedarse en casa, en previsión de que existen personas asintomáticas que pueden propagar la enfermedad e incrementar el número de afectados.

Asimismo, destaca que para que la población pueda contar con información confiable sobre este padecimiento, recurra a las redes sociales de las secretarías de Salud federal y estatal, además de que el gobierno mexiquense ha dispuesto la línea 800 900 3200, a través de la cual serán atendidos por personal calificado que los puede orientar si presentan síntomas de males respiratorios o recibir apoyo psicológico.

De igual manera, el Secretario de Salud de la entidad, al tiempo de hacer un público reconocimiento al personal médico, de enfermería y de apoyo, por el profesionalismo y la calidad humana con el que trabajan en atención a los pacientes, destaca que para conocer sus inquietudes sobre el equipo de protección que se les otorga o denunciar agresiones en su contra se abrió el número 800 724 7269.

No obstante, lo principal es que la sociedad colabore al cumplir todas las recomendaciones de higiene como el lavado de manos constante, el uso de cubrebocas si tiene necesidad de salir, adoptar el estornudo de etiqueta y proteger a los grupos más vulnerables y de esa manera no saturar los servicios de salud.