ZONA SUR, Edomex., 21 de mayo de 2019.- Pese a los exhortos realizados en las reuniones de seguridad regional por autoridades municipales y ciudadanos al inspector general de la base de la Policía Federal Preventiva (PFP), en Zinacantepec, de cumplir con su obligación y garantizar la seguridad de los paseantes que transitan por la carretera federal 134 en su tramo La Peñuela-Cieneguillas de González, considerada la más peligrosa ante el número de robos y asaltos que se cometen en esa zona, las patrullas y elementos son destinados a la extorsión de automovilistas en otras carreteras como la Toluca-Zitácuaro.

El exhorto masivo al responsable de esa base policíaca de cuidar, patrullar y asegurar la seguridad de los paseantes, ha quedado en el olvido del inspector de la PFP, quien sigue haciéndose el sordo ante la problemática que la ciudadanía padece en ese tramo carretero de su responsabilidad, el cual no atiende y deja a los ciudadanos a su suerte, mientras que se pueden observar varias patrullas en tramos como la arretera federal Toluca-Zitácuaro donde más de tres unidades con elementos de esa corporación policíaca paran a diestra y siniestra a los automovilistas de toda clase de automotores para sacarles la “mordida”, otro de los lugares preferidos por estos patrulleros era el lugar conocido como la mina de arena, frente al Oxxo, viéndose obligados a recorrerse unos metros ante las cámaras de vigilancia que fueron instaladas y daban a conocer sus actos de corrupción.

De manera vergonzosa, presidentes municipales han tomado la iniciativa de brindar seguridad en ese tramo carretero ante la pereza y falta de ética del comandante policíaco de la Policía Federal Preventiva (PFP), División caminos de la comandancia Zinacantepec.