Toluca, Edomex, 3 de septiembre de 2020.- A más de cinco meses del cierre total, bares y antros en el Estado de México insisten en la petición de adelantar su apertura para cuando el semáforo de riesgo epidemiológico cambie a amarillo, y así evitar más pérdidas económicas. El gremio ya presentó a las autoridades estatales el protocolo Diversión Segura, con el que pretenden demostrar que pueden operar bajo las medidas de prevención.

Algunas de las acciones que marca el protocolo es el cierre de pistas de baile, un aforo al 50 por ciento, la visita de grupos de máximo cuatro personas, el distanciamiento de mesas, volumen de música limitado y las medidas de prevención generales como filtros de acceso, para verificar uso de cubrebocas, toma de temperatura y dotación de gel antibacterial; entre otros.

Mauricio Massud Martínez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el Estado de México, resaltó que la propuesta tiene buen avance y esperan pronto tener buenas noticias para que se les permita operar como centros de diversión sin tener que reconvertirse a restaurantes, como se hizo en el municipio de Ecatepec.

La propuesta fue ingresada en conjunto con la Asociación de Bares y Restaurantes del Estado de México, cuyo presidente, Patricio González Suárez, resaltó que es urgente su apertura, pues esperar lo que ven un lejano semáforo verde, pondría en riesgo a los cerca de 10 mil establecimientos de dicho giro y los 70 mil empleos directos que genera.