TOLUCA, Edomex., 01 de abril de 2019.- La Secretaría de Salud del Estado de México hace un llamado a los padres de familia para conocer y detectar oportunamente los síntomas del autismo, una enfermedad que se manifiesta antes del primer año de vida.

Esta condición se caracteriza por la práctica repetitiva de actividades y, en algunas ocasiones, comportamientos violentos, además de la falta de contacto visual, lenguaje, socialización y aprendizaje.

En el marco del Día Mundial del Autismo, la dependencia detalla que este padecimiento es congénito e irreversible y sus signos se presentan principalmente entre los 18 meses y tres años de edad, por lo que es importante iniciar tempranamente el tratamiento médico y de rehabilitación para mejorar la calidad de vida de los infantes.

Para atender de manera integral este padecimiento, se requiere la participación de los padres de familia, quienes deben ser capacitados por personal especializado, ya que las terapias demandan trabajo constante debido al comportamiento antisocial de los niños.

El Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), a través del Centro Estatal de Rehabilitación y Educación Especial (CEREE), ofrece tratamientos a niñas y niños con este síndrome caracterizado por problemas de neurodesarrollo y cognitivos.

Esta clínica especializada brinda servicios de terapia física y ocupacional con apoyo de herramientas visuales, auditivas y táctiles, que permiten a los pequeños percibir estímulos y mejorar su desarrollo físico, motriz, psicológico y de lenguaje.

El CEREE ha capacitado a personal de instituciones educativas para que las terapias puedan ser implementadas por los profesores y directivos escolares, con el objetivo de mejorar el desarrollo de los menores.