TOLUCA, Edomex., 14 de febrero de 2019.- Ante su realidad presupuestal, el pago de la nómina es la prioridad para la Universidad Autónoma del Estado de México, ya que de ello dependen las familias de sus académicos y trabajadores administrativos, resaltó el secretario de Finanzas de esta casa de estudios, Javier González Martínez.

Sobre los adeudos que la máxima casa de estudios mexiquense tiene con el ISSEMyM, el servidor universitario afirmó que “no es posible atender la recomendación de los diputados mexiquenses y cubrir el adeudo, porque ello comprometería otras áreas del quehacer institucional, como no cumplir con el pago de los salarios de los trabajadores, dejar de pagar impuestos o, incluso, detener su operación”.

Consideró que esta problemática deriva del crecimiento de la institución. “En los últimos 10 años duplicamos nuestra matrícula; sin embargo, nuestro presupuesto continúa siendo insuficiente. No tenemos el presupuesto suficiente para atender todas las obligaciones de gasto en la UAEM”.

Aseveró que “el talón de Aquiles de la UAEM, ya que ha generado remanentes que comprometen su operación financiera, es precisamente la magnitud de la nómina, que anualmente excede los 4 mil 300 millones de pesos, mientras que los subsidios estatal y federal suman 4 mil 550 millones de pesos. Esa es la magnitud de la presión financiera en la institución”.

A pesar de ello, abundó, el monto de las colegiaturas ha sido el mismo desde 2009 y continuamos destinando recursos para rubros como becas (182 mdp), la operación del PotroBús (32 mdp), equipamiento, materiales y prácticas de campo, debido a que son sumamente benéficos para los estudiantes. 

Javier González Martínez precisó que el pago al ISSEMYM se realizó puntualmente hasta abril de 2015. “A partir de mayo de 2015 y hasta junio de 2016 se registró una imposibilidad de pago, subsanada gracias a una ampliación presupuestal líquida del Gobierno del Estado de México (GEM) el 13 de julio de 2016”.

Detalló que de julio de 2016 a la fecha, la deuda que registra la institución por este concepto es de 1,383,385,340.53 mdp de aportación principal, cifra que se actualiza de manera mensual, incluyendo multas y recargos por un monto de 915,710,264.68 mdp, lo que representa un adeudo total de 2,299,095,605.21 mdp.

Puntualizó que la Autónoma mexiquense dispone de los recursos producto de los descuentos realizados a los trabajadores universitarios por concepto del pago del ISSEMyM de julio de 2016 a la fecha y puede entregarlos cuando así se requiera.

Sin embargo, indicó, no contamos con los recursos que como patrones nos corresponden. “65 por ciento de las aportaciones al ISSEMyM nos corresponden a nosotros y el resto a los trabajadores”. Sin duda, sostuvo, tenemos toda la voluntad de regularizarnos, pero buscamos mecanismos que no comprometan la viabilidad financiera de nuestra universidad y su operación, esquemas integrales, flexibles y definitivos.

Por otra parte, enfatizó que sensible a la situación financiera de la institución, el GEM brinda su apoyo incondicional para en ningún momento comprometer la seguridad social y en materia de salud de los trabajadores.

No tenemos registro de que se haya negado una jubilación, el pago de un finiquito o el servicio médico a algún trabajador universitario, lo cual es una contribución adicional a los incrementos presupuestales que nos entregó el GEM en 2018 (450 mdp) y 2019 (379 mdp), históricos por su magnitud y que permiten a la institución equilibrar su operación financiera, concluyó Javier González Martínez.