EDOMEX, 5 de febrero de 2020.- La investigación en torno al ataque de un animal a una persona que le causó la muerte en Valle de Bravo, ha dado un giro, pues derivado de los indicios encontrados no se trataría de un felino, sino de un canino.

El fiscal General Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez informó que ya enviaron a examen los elementos ADN del pelaje encontrado, pero se tardarían los resultados entre 3 a 5 días, muestras que serán analizadas por la Fiscalía General de la República (FGR), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx).

Afirmó que lo que hasta hoy se tiene es que la víctima habría sido atacada por un perro grande y posteriormente, se sumaron otros canes, aunque esperarán los resultados de las pruebas.