TOLUCA, Edomex., 16 de enero de 2019.- La reapertura del ducto Tula-Toluca se canceló, luego de que Pemex detectó que el 100 por ciento del combustible bombeado, desde el fin de semana, era ordeñado por huachicoleros que fueron sorprendidos a través de drones, por lo que el desabasto de gasolina continuará en el Valle de Toluca.

La red de la paraestatal fue perforada por última vez el martes, donde los responsables se lograron dar a la fuga.

De acuerdo a personal de Pemex y del Ejército, el sabotaje se dio entre los límites de Hidalgo y la entidad, donde se desplazaron elementos vía aérea y por tierra e integrantes de la Base de Operación Mixta (BOM), destacamentados en Atlacomulco.

Asimismo, dieron cuenta que el ducto Tula-Azcapotzalco también fue pinchado en su tramo que pasa por suelo mexiquense, en Melchor Ocampo, daño que aún no se ha detectado y que mantiene suspendida la red de igual manera.