Toluca, Edomex, 19 de octubre de 2020.- Liliana Vázquez Martínez tiene 50 años de edad, hace siete -el 18 de abril de 2013- le detectaron cáncer de mama, recibió seis quimioterapias, 25 radiaciones y cinco años de quimioterapia tomada, actualmente sigue en vigilancia. Asegura que el cáncer no es sinónimo de muerte.

“Me detecté una bolita en la mama izquierda, del tamaño de una canica, al día siguiente fui con el oncólogo, de ahí vinieron estudios, chequeos, tratamientos y cirugía, me quitaron los ganglios. Impactante e impresionante, difícil de describir cuando te confirman que enfrentas un cáncer de mama”.

Como ella, cientos de mujeres que detectaron la enfermedad a tiempo son parte de la estadística de quienes han ganado la batalla contra el cáncer.  

Liliana Es madre de Daniela, de 24 años de edad; José Miguel, de 22, y Luis Emilio de 18, quienes junto con su esposo fueron el pilar y fortaleza para salir adelante.

“Aceptación y determinación, coraje y serenidad, paciencia, tolerancia y prudencia. Inicié la travesía y decidí ponerle la cara al cáncer, confrontarlo y darle batalla, no rendirme. Entendí y aprendí que el cáncer de mama no es sinónimo de muerte detectado a tiempo”.

Liliana relata que debe sobresalir una cultura de prevención y dejar de lado falsas ideas como: a mí no me va a pasar, yo soy muy sana, yo soy muy joven, yo ya estoy muy grande; por el contrario, señaló, es necesaria una concientización total porque dijo, el cáncer de mama no respeta, edad, ni condición social o económica, incluso ni sexo.