TOLUCA, Edomex., 5 de abril de 2019.- Empresas mexiquenses dedicadas a exportar a Norteamérica, principalmente del sector automotriz, sufrirían un gran impacto con el cierre de la frontera de Estados Unidos y México con el que amenaza el presidente estadounidense Donald Trump para contener la inmigración.

Otros sectores que se dedican a exportar que se verían afectados son el de consumo como alimentos y bebidas, además materias prima para maquila, así como los sectores químico y de farma, así lo explicó Francisco Estrada, especialista en transporte y logística.

“Al cerrar la frontera por las cuestiones de migración también impactan en el comercio bilateral”, dijo, para luego añadir que no sólo se trata de Estados Unidos pues se afectan las exportaciones a Canadá que tienen que atravesar territorio norteamericano.

Una de las opciones más viables para afrontar la posible situación sería el traslado de las mercancías a través de líneas férreas, lo cual no repercute en costos, pues es más barato que el autotransporte, pero si en tiempos y retrasos en la disposición de los productos, pues un traslado terrestre de la entidad a Nuevo Laredo es de dos días y por tren se incrementa a cuatro.