CIUDAD DE MÉXICO., 29 de noviembre de 2016.- Fidel era la contención moral de este país, por eso para nosotros es el peor día de nuestra historia. Nunca más lo volveremos a ver y eso, eso duele ahora mismo, dice la enfermera Dosmar mientras hace una interminable fila en la Plaza de la Revolución para firmar el libro de condolencias colocado en el Memorial José Martí.

De acuerdo con La Jornada, es la mañana de un largo día para la isla. El viernes 25 fue la primera noche sin Fidel. A las 22:29 horas el dirigente de la revolución cubana dejó de existir. Carla y Camila estaban en un concierto del grupo Aterciopelados cuando de pronto la música paró y desde el micrófono anunciaron: Atención todos.

Nos aviasan que el comandante Fidel Castro ha muerto. La gente se puso de pie y el silencio se apoderó de la sala. No hubo gritos ni llantos. Los jóvenes abandonaron el lugar en grupos, desconcertados, con el sentimiento de orfandad que han tenido las últimas horas.

 

LEER MÁS: La Jornada