Toluca, Edomex, 20 de octubre de 2020.- La heladería toluqueña El Bigote Frío se caracteriza por presentar sabores especiales de temporada, y en un proceso de constante innovación este año, por la celebración de Día de Muertos se inspiraron en los colores de esta tradición mexicana, con el helado negro y de dulce de calabaza.

Para llegar a estos sabores sus precursores se basaron en propuestas de sus clientes y sobre todo en la idea de ofrecer sabores que sean únicos, pues no pretenden copiar los de otros, ni conformarse cada año con los mismos.

“Por temporada nosotros nos dedicamos a traer sabores nuevos, lo que buscamos es que no se aburran y sea del gusto de nuestros clientes… no nos conformarnos con el que ya pegó, es ir renovando”, expresó Gilberto Lara, encargado de la heladería.

El helado negro, que por su color ha llamado la atención de los visitantes, es elaborado con carbón activado y un toque sabor uva, el cual, así como el de dulce de calabaza es elaborado de forma completamente natural y artesanal.

Estos dos sabores se suman a los que lanzaron el año pasado que son flor de cempasúchil y pan de muerto, los cuales siguen siendo muy buscados. Además, los helados van adornados con un tradicional dulce de pepita en forma de calabaza, una mini hojaldra o calavera, según sea el sabor, lo que le dan un toque atractivo, con los cuales, además, apoyan a otros emprendedores.

El éxito de El Bigote Frío, con sus sabores especiales, ha llevado a que lograran expandirse y ahora además de ofrecer su producto en la Avenida Morelos #712 col. San Sebastián, también se encuentran en Rodolfo Soto #305 col. Morelos.