Toluca, Edomex, 28 de octubre de 2020.- Tras ocho meses sin trabajo, más de 35 giros involucrados en la realización de eventos sociales en el Estado de México suman pérdidas por mil 500 millones de pesos, y de no reactivar sus actividades a la brevedad, principalmente ante la temporada más fuerte que es noviembre y diciembre, aseguran muchas empresas estarían quebrando.

“Es un mes en que todo mundo quiere hacer eventos y si representa un duro golpe a nuestras empresas y sería la estocada final para muchos de nosotros de no poder abrir en diciembre”, señaló Federico Déciga Fernández, presidente de la Asociación de Salones y Jardines para Eventos del Estado de México.

La Asociación Empresarial de Eventos Sociales del Estado de México (AEEEM), señaló que el cierre ha propiciado que las familias realicen sus eventos de forma clandestina, sin los protocolos de seguridad e higiene que eviten la propagación del virus SARS-CoV-2, abonando así al repunte de casos.

Además señalaron que ante el cierre, algunos clientes han mudado sus eventos a estados como Morelos y Querétaro, “por eso la insistencia para que se nos permita trabajar y la economía no salga del estado”, dijo César Gómez Valdés, presidente de la AEEEM.

El gremio pide al Gobierno del Estado, se les permita colaborar en la reactivación económica y trabajar de forma segura. A pesar de haber generado un protocolo y presentarlo ante las autoridades estatales, no han recibido respuesta, generando así mayor incertidumbre al gremio que ante la falta de ingresos ha despedido a más del 30% de trabajadores.