CIUDAD DE MÉXICO., 17 de julio de 2019.- El narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua al ser encontrado culpable de cargos de crimen organizado y narcotráfico. 

El capo sinaloense no será susceptible de recibir beneficio de libertad condicional, por lo cual pasará el resto de su vida en la cárcel.

Los cargos en los cuales fue encontrado culpable El Chapo Guzmán por la Corte Federal del Distrito del este de Nueva York en la sala del Juez Brian Cogan, fueron participación continua en una empresa criminal; conspiración internacional para producir e importar drogas; distribución y conspiración internacional de cocaína; uso de armas de fuego y conspiración para lavado de dinero por las ganancias del narcotráfico. 

Richard Donahue, fiscal de Distrito de Nueva York, señaló que la sentencia contra Joaquín Guzmán es una pena «merecida», la cual equivale a que el narcotraficante no estará nunca más transportando y procesando drogas en el mundo y obteniendo ganancias millonarias a causa de muertes y adicciones.

“No podemos revertir la violencia, tragedias y muertes que estuvieron asociadas a las operaciones que Joaquín Guzmán y su organización realizaron a los Estados Unidos durante más de dos décadas, pero sí podemos asegurarnos de que pase cada minuto del resto de su vida en una prisión de Estados Unidos”, apuntó.

El Fiscal consideró que la sentencia contra el fundador del cártel de Sinaloa deja un precedente para los grupos criminales que emulan las actividades del Chapo Guzmán.

Ariana Fajardo, fiscal sur del Estado de Florida, consideró que por décadas la justicia de Estados Unidos trabajó junto a corporaciones policiales para llevar a juicio al Chapo Guzmán y mostrar al mundo la “brutalidad” con que lideraba la venta de drogas y el imperio que construyó por medio de la violencia y el uso de recursos ilícitos. 

«El mundo ahora sabe que el Guzmán no tenía escrúpulos para mantener a flote a su organización criminal, lo cual implicaba corrupción, tortura y asesinatos», señaló La Fiscal.