TOLUCA, Edomex, 23 de marzo de 2020.- Con el fin de no dejar de brindar el apoyo alimenticio a personas vulnerables y abonando a una prevención de contagio del covid-19, el Banco de Alimentos del Estado de México modificó sus procesos de entrega a los beneficiaros para que no se vean aún más afectados en su economía familiar en estos momentos de contingencia.

Alberto Canul Juárez, director general del banco explicó que normalmente las familias acudían por sus alimentos a las instalaciones a las 9:00 horas, al día se concentraban cerca de 50 personas, por lo que para evitar las aglomeraciones, ahora los apoyos se entregan en distintos horarios a grupos de 5 personas.

Para las entregas foráneas, también redujeron el número de personas que recibe los camiones con el apoyo, “cuando llegaba el camión a una comunidad había un grupo de personas esperando su producto, ahora les estamos pidiendo que esté solo el representante y dos personas más y en el transcurso del día, acudan las personas a recoger su paquete alimentario”, explicó.

Asimismo, dijo que en oficina han aplicado home office, alternando presencia de trabajadores en oficina, la labor en bodegas se dividió a dos turnos para reducir personal, además, suspendieron las actividades que emprendían voluntarios y el trabajo comunitario que personas necesitadas realizaban a cambio de alimento, “ahora sólo les apoyamos con el alimento sin que realicen trabajo”.