Toluca, Edomex., 4 de marzo de 2021.- El error de Roberto y Hugo, fue comprar un vehículo que delincuentes utilizaron en un asalto a una camioneta de valores, a partir de ahí la Fiscalía General de Justicia del Estado de México se ha encargado de fabricar culpables.

La historia de los hermanos apunta uno más en la larga historia del sistema judicial estatal de encarcelar inocentes, están señalado de participar en un atraco millonario, mientras se encontraban en otro lugar.

Ambos, llevan casi dos meses encerrados en el penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez acusados de un robo confuso, que esconde irregularidades en el proceso de investigación, fueron detenidos sin tener orden de aprehensión.

La familia y abogados han presentado pruebas que el día de los hechos 30 de diciembre de 2020, ellos, estaban en la capital del país, cuando todo ocurrió en el Sam’s de Toluca, las evidencias han sido desechadas.

La defensa, ha encontrado diversas anomalías en las indagatorias, solo uno de los custodios ha declarado, los videos muestran a personas con características físicas distintas, pero fue utilizado para culparlos.

Además, las declaraciones de testigos que prueban la inocencia, al estar en un sitio distinto al robo no han sido tomadas en cuenta por las autoridades, temen sea un caso más de corrupción de la institución.

Los documentos de compra venta del auto Mercedes Benz muestran los días que Roberto tuvo el primero contacto, es decir, tiempo después del delito por el que está detenido e ingresado a una prisión mexiquense.

Ante las inconsistencias, un grupo de conocidos realizó este jueves una marcha y protesta en la Fiscalía local para pedir al titular Alejandro Gómez Sánchez la liberación inmediata de ambos al ser inocentes.

También, se ha levantado una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y en caso de no tener una respuesta favorable recurrirán a otras instancias tanto a nivel nacional e internacional.