TOLUCA, Edomex., 24 de marzo de 2019.- La falta de aplicación de la ley y del retiro de unidades del transporte público que prestan el servicio sin autorización alguna, así como de un pronunciamiento por parte de las autoridades sobre la necesidad de un ajuste en la tarifa, hacen que la entidad viva un débil estado de derecho, aseguró Odilón López Nava, delegado estatal de la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat).

Añadió hay una impunidad total, ya que lejos de apoyar la inversión y generación de empleos, las autoridades “sólo buscan someter a empresarios transportistas para que sus negocios no prosperen al defender la ilegalidad”, dijo, lo cual alimenta la incompetitividad y que la gente sufra un mal transporte.

Asimismo, se pronunció en contra del planteamiento del diputado mexiquense Javier González, quien pidió a la Secretaría de Movilidad suspender los actos administrativos de visita de verificación e inspección al transporte público concesionado en la modalidad discrecional de taxis, “no se puede dejar de combatir la ilegalidad”, dijo López Nava.

Recordó que el 60% del transporte es irregular e ilegal, de los cuales el 80% son taxis, por ello dijo, es necesario que las autoridades continúen con los operativos y sancionen a quienes no cumplan la ley, “la única manera de ver realmente resultados en materia de transporte es con voluntad y aplicación de la ley, sancionar a quienes la infrinjan y apoyar a quienes cumplan”.