TOLUCA, Edomex., 4 de febrero de 2019.- La edición LIII del Súper Bowl, que se celebró el pasado domingo, benefició al sector comercial de la entidad pues dejó una derrama económica de 580 millones de pesos, de los cuales 195 millones de pesos corresponden al Valle de Toluca.

«El súper bowl se ha convertido en una fiesta desde hace muchos años en nuestro país y el Estado de México no es la excepción, …la cifra va creciendo año con año, realmente los aficionados cada vez son más», expresó Juan Felipe Chemor Sánchez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Valle de Toluca.

Los sectores beneficiados fueron restaurantes, bares y tiendas de autoservicio por las ventas de botanas y bebidas. Destacó que esta derrama se combinó con el puente largo, que hizo se vieran beneficiados también sitios turísticos como Ixtapan de la Sal, Malinalco, Valle de Bravo y El Oro, «donde se concentra buena parte del consumo, así como municipios grandes como Toluca».