MORELIA, Mich., 14 de abril de 2019.- Una sufrida victoria consiguió el PSV al derrotar al Graafschap por marcador de 2-1, en un partido en el que le dieron la vuelta a partir de un penalti provocado por el mexicano Hirving Lozano, mientras que Erick Gutiérrez, de nuevo se quedó en la banca.

La escuadra local abrió el marcador a través de Delano Burgzorg al 26′, al aprovechar el error defensivo de los Granjeros para batir a Jeroen Zoet. Con esto, el partido se marchó al descanso con victoria momentánea para la visita.  En la reanudación, los locales comenzaron a presionar al rival.

Luuk de Jong volvió a perdonar delante del portero Nigel Bertrams. sin embargo, fue hasta el 65′, cuando Lozano consiguió provocar un claro penalti. Tras la falta, se tuvo que retirar para ser atendido a la banda, por eso delegó la responsabilidad en Steven Bergwijn que no perdonó y empató el partido.

Toda la información aquí, en Quadratín Michoacán