TOLUCA, Edomex, 6 de febrero de 2020.- Una caída de hasta el 50 por ciento en ventas representaría la desaparición de los fines de semana largos para el sector turístico en el Estado de México, pues estos representan una importante activación de la economía en las zonas turísticas.

“No a todos los municipios les afectará pero sí a los turísticos y en el estado tenemos varios Pueblos Mágicos y con Encanto que resentirían mucho que ya no hubiera mucho turismo”, expresó Patricio González Suárez, presidente de la Comisión de Turismo del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México (CCEM).

El actual sistema de fines de semana largo es benéfico sobre todo para los lugares pequeños y más cercanos, pues es cuando las familias aprovechan para convivir, salir y disfrutar; cuestión que apoyo a los prestadores de servicio locales, añadió Martín Ramírez Olivas, presidente de la Asociación de Hoteles Turísticos del estado.

Por ello, los representantes de organismos empresariales llamaron al gobierno federal a que no se desaliente el turismo y se promuevan los aspectos cívicos e históricos con otras medidas que no dañen al sector económico y pongan en peligro negocios y empleos.