CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril de 2020.- La Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaria de Hacienda avanza significativamente en el descifrado de la red criminal del ex diputado priísta Juan Antonio Vera Carrizal, señalado como presunto autor intelectual del ataque con ácido contra la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos.

En entrevista con Quadratín, Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, explicó que la dependencia a su cargo ya ubicó a cinco personas físicas y morales que participaban en posibles operaciones financieras ilegales del empresario gasolinero.

Entre otras actividades, quienes ahora se encuentran bajo indagatoria por presuntos lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita manejaban por lo menos seis cuentas bancarias que ya se encuentran congeladas, dio a conocer.

El jurista advirtió que el combate al lavado de dinero, el huachicol, la trata de personas y la corrupción en general es compromiso ineludible del gobierno de la República, y para ello se trabaja coordinadamente con instituciones públicas y privadas.

En este contexto, refirió que el año pasado fueron congeladas 12 mil 85 cuentas bancarias, mientras que en 2017 sumaron cuatro mil 941 y en 2018 apenas 200. El año en curso, son ya dos mil 453.

Independientemente del proceso que encara por el feminicidio en grado de tentativa de la artista María Elena Ríos, Vera Carrizal es investigado por las operaciones atípicas que detectó el sistema de inteligencia financiera, las cuales han llevado a congelar más de 500 millones de pesos.

El político priísta está recluido de manera preventiva en el penal de Tanivet, ubicado en la región Valles Centrales de Oaxaca.