Tultepec, Méx.- Trabajadores de San Antonio Xahuento, Tultepec, en el Estado de México, descubrieron la primera trampa para mamuts en el mundo y unos 800 huesos en un predio municipal, el era preparado para funcionar como relleno sanitario.


El arqueólogo Luis Córdoba Barradas explicó que se encontraron 800 huesos de al menos 14 de estos animales, dos vértebras y una mandíbula de camello, así como de un molar de un caballo. “Esto es un parteaguas en la historia no sólo del país, sino del mundo, porque no hay trampas artificiales para mamuts que se hayan encontrado en otras partes del mundo”, dijo.
El arqueólogo del INAH advirtió que aún faltan pruebas de Carbono 14 para poder corroborar la fecha, aunque la datación aproximada la atribuyen porque encontraron 12 centímetros de cenizas del volcán Popocatépetl de hace 14,700 años, ubicado a unos 75 kilómetros de distancia.
Por su parte, Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del INAH, dijo que el sitio no está abierto al público, ni estará abierto, porque son contextos frágiles. Sin embargo, se exhibirán en el Museo del Mamut, de Tultepec, pero esto tardará.
El hallazgo permite determinar que esta zona era habitada por cazadores recolectores hace más de 14 mil años.
De acuerdo con los investigadores, este tipo de restos muestran indicios de que los animales fueron cazados, además de que se encontró materia de ceniza volcánica.
El INAH señala que en diferentes sitios de esa zona es común hallar restos de megafauna del Pleistoceno, como consecuencia de las obras de infraestructura y desarrollo urbano, quedando al descubierto un pasado lacustre determinado por cinco lagos: Zumpango, Texcoco, Xochimilco, Chalco y Xaltocan, así como un hábitat favorable para que animales herbívoros como el mamut se alimentaran.