La prensa internacional destacó la detención en Oaxaca de Juan Vera, exdiputado local del PRI por su presunta autoría intelectual en un atentado con ácido en contra de su expareja sentimental, la saxofonista María Elena Ríos.

El periódico español, El País, destacó que Vera de 46 años y Ríos de 26, habían mantenido una relación después de que ella entrara al gabinete de comunicación del exdiputado. En julio del año pasado ella decidió terminar con la relación y presuntamente el expolítico habría ordenado el ataque contratando a dos personas que fueron capturadas en diciembre.

La saxofonista sufrió una serie de graves quemaduras y tras el ataque perdió un ojo y la movilidad de media cara. Los tratamientos a los que ha sido sometida han fallado hasta el momento. La familia se ha quejado de la poca acción de las autoridades para este caso.

En entrevista con el diario español, Silvia Ríos, hermana de la víctima, había declarado que Juan Vera “era un celoso, la agredía mucho, la insultaba… Y además la seguía, no solo a ella, a mí también, para ver dónde estaba. Eso es lo que ponen los mensajes». Silvia mencionó que los mensajes entre su hermana y el presunto agresor los ha guardado en un disco duro, pues teme que la fiscalía pudiera perderlos.

El ataque sucedió el 9 de septiembre cuando María Elena, quien gestionaba su agencia de viajes, recibió una llamada en la que un sujeto que deseaba una cita para tramitar su pasaporte, al arribar el sujeto, este aprovecho un momento para lanzar el ácido, que la joven calculó en unos dos litros.