TOLUCA, Edomex, 8 de abril de 2020.- Durante la Cuaresma y en especial la Semana Santa, el sector acuícola del Estado de México genera el 70 por ciento de sus ingresos anuales, sin embargo, debido a la emergencia sanitaria actual, no se está vendiendo el producto, en especial las truchas, las cuales son alimentos característicos de zonas turísticas de la entidad.

La Marquesa, Malinalco y Valle de Bravo son los puntos donde más se comercializaba la trucha, con un promedio de hasta seis toneladas a la semana, pero ahora con el cierre de restaurantes y la cancelación de actividades turísticas, los productores tienen sus granjas saturadas, pues no logran mover el producto.

Javier Reyes Escamilla, presidente de la Unión Ganadera Regional centro-norte del Estado de México, señaló que sólo el 30 por ciento del producto se destina a mercados de abasto popular, donde tampoco se tienen grandes ventas, pues además, dijo, la población no está acostumbrada a comprar así la trucha.

Dicha línea de comercialización, dijo, no ha sido explotada y ante la contingencia por covid 19, se tiene una situación más compleja, por ello, refirió la necesidad de fomentar el consumo.

“Estamos proponiendo generar un tema de canales de distribución directos, comenzarlo a vender de manera directa a la población sin embargo, esto es algo muy complicado“, dijo, por lo que también pidió la intervención de las autoridades.