TOLUCA, Edomex., 14 de junio de 2019.- A pesar de no tener el mismo impacto que el día de las madres, la celebración del Día del Padre, del próximo domingo, representará un respiro para el sector restaurantero y de bares, luego de las bajas ventas que han registrado en los últimos meses del 15 por ciento, principalmente por cuestiones de inseguridad.

Se estima que la derrama económica en alimentos y bebidas será de aproximadamente 600 millones de pesos en el Estado de México, de los cuales 250 millones serán en el Valle de Toluca, refirió Patricio González Suárez, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes de la entidad (ASBAR).

Asimismo, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) mexiquenses, espera un domingo con incremento de ventas del 70%. Ambas organizaciones coincidieron en que la venta a través de plataformas cobra mayor importancia para la celebración donde también esperan un repunte.

“Es un solo día, no como el 10 de mayo que se replica todo el fin de semana, pero son días que al final vamos recuperando un poco y son bienvenido estos festejos y los esperamos con ansias y disposición de servir”, expresó Mauricio Massud presidente Canirac Valle de Toluca.