Se unen o terminarán aplastados

Pedro Jiménez Rodríguez

Tal vez tenga razón el dirigente del partido Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich, de que todavía no es tiempo de pensar en el tema electoral, porque hasta fin de año arranca el proceso de 2021, pero también tiene razón el dirigente del PAN, Marko Cortes, al pedirles que vayan pensando en consolidar el bloque electoral, para quitarle la mayoría en la Cámara de diputados a Morena, así como para evitar que los pupilos del presidente López Obrador se queden con un mayor número de las 15 gubernaturas que estarán en juego.

Lo cierto es que más les vale a los dirigentes del PAN, PRI, PRD Y Movimiento Ciudadano, hacer a un lado los intereses partidistas particulares y ceder su parte para hacer un bloque único, pues yendo cada quien por su lado, terminarán aplastados como cucarachas por la ola marrón, en cuya cresta va el presidente de la República, aunque todos los días diga que no va a meter las manos en el proceso electoral.

Está claro que López Obrador va hacer todo lo que este a su alcance para mantener el poder de los 15 estado que van a elegir gobernador y con mayor empeño la mayoría en la Cámara Diputados, pues con eso le quedará más fácil seguir manipulando el Congreso para reformar la constitución y ponerla en la línea de la Cuarta Transformación.

La mejor muestra de que está dispuesto a encabezar la campaña de Morena, es que sin importarle que la economía se esté derrumbando cada vez más y la pandemia del Covid 19 esté en su apogeo, ya inició sus giras y amenaza con seguirse de frente por todo el país.

Mientras el sigue en su periplo, los dirigentes de los partidos de oposición siguen encerrados en sus oficinas, esperando tiempos mejores para acudir a las plazas públicas o ya por lo menos reunirse con sus bases a fin de ir diseñando la estrategia para elegir a sus candidatos, o sea que siguen con la mente anclada en el pasado, cuando el partido del presidente se desgasta por el ejercicio del poder y cae estrepitosamente en las elecciones intermedias.

Su soberbia no les permite ver que el presidente Andrés Manuel López Obrador es diferente y su plan no es gobernar seis años y dejar el poder para siguiente, no señor, él esta buscando sentar la bases para que el Movimiento de Regeneración Nacional, convertido en partido político, se quede por lo menos 30  años y él sentado en la silla del Águila hasta que el cuerpo aguante.

Hasta hoy, según el inefable Roy Campos, mandamás de Consulta Mitofsky, registra una ventaja importante de Morena en las preferencias electorales de las 15 gubernaturas y en la elección de los diputados federales y prácticamente no concede ninguna oportunidad a los partidos de oposición, sobre todo al PAN y al PRI.

Por eso, los dirigentes de los cuatro partidos de oposición, e incluso los que obtengan el registro para participar en el proceso de 2021, deberían de pensar en el bloque, en la alianza única, porque solo sumando los votos por un solo candidato opositor a Morena, pueden ganar la gubernatura y en los 300 Distritos que estarán en juego para los diputados.

Cabría esperar que tanto Alejandro Moreno, Marko Cortes, Clemente Castañeda y quien finalmente quede al frente del PRD, se pongan las pilas y hagan a un lado el egoísmo y soberbia, y se unan como uno solo, pues si no, ningún dinero les va alcanzar para comprar los votos en cada estado y en cada Distrito.

Veremos, pero los tiempos se acortan y López Obrador ya está en campaña.

[email protected]