TOLUCA, Edoméx., 29 de diciembre del 2016.- Para garantizar la seguridad alimentaria de las familias en situación vulnerable que habitan en las zonas semiurbanas del Estado de México, Diconsa Metropolitana opera 20 Centros de Atención a Beneficiarios (CABE), donde 97 mil 710 familias acuden por 17 productos con alto valor nutricional que les otorga gratuitamente el Programa Prospera.

El gerente estatal Rogelio Moreno Mendoza aseguró que la atención brindada a través de los CABE a las personas más necesitadas de la entidad forma parte del compromiso de la sucursal para reforzar la política social de inclusión implementada por el Gobierno de la República.

Uno de esos casos lo representa Elvira del Río, habitante de San Cristóbal Huichochitlán, una mujer viuda de 66 años de edad y quien trabaja en el campo por temporadas. Para ella, la tarjeta SINHambre es de mucha ayuda, ya que cada dos meses acude al CABE  para hacer su despensa sin que ésta le cueste un solo peso.

Para apoyar el suministro de mercancía, cerca de 300 tiendas comunitarias y 4 tiendas móviles también sirven como centros de canje. Ahí, los beneficiarios pueden surtirse de maíz, aceite, atún, leche en polvo, frijol, arroz, harina de maíz, café, chocolate en polvo, sardina, avena, harina de trigo, huevo fresco, lenteja, amaranto, granola y pasta enriquecida para sopa.

Los CABE, explicó Rogelio Moreno, se localizan en los municipios de Ecatepec, Atizapán de Zaragoza, Nezahualcóyotl, Chalco, Chimalhuacán, Toluca y Zinacantepec, los cuales ofrecen atención de abasto de lunes a sábado a partir de las 9:00 horas.

“Para coadyuvar a la seguridad alimentaria en el Estado de México”, puntualizó el funcionario, Diconsa cuenta con un almacén central y 8 almacenes rurales que suministran alimentos a mil 229 tiendas comunitarias en 97 de los 125 municipios que conforman la entidad, donde se atienden a mil 209 localidades, la mayoría en situación de vulnerabilidad.