CANCÚN, QRoo, 29 de marzo de 2021.- Confirmado: la muerte de Victoria, la mujer salvadoreña en Tulum, fue un feminicidio policial causado por integrantes del Mando Único del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Fue la propia Fiscalía General de Quintana Roo las que determinó clasificar el hecho como feminicidio y ejercer acción penal en contra de cuatro elementos que participaron en el hecho.

Los videos de los momentos en que la mujer fue agredida por policías del Mando Único de Quintana Roo indignó a la ciudadanía mexicana e internacional, al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; al presidente salvadoreño, Nayib Bukele; al canciller Marcelo Ebrard, y la presión social generada hizo que la Fiscalía de Quintana Roo agilizarán los procedimientos.

Los policías fueron detenidos durante la noche de este domingo 28 de marzo, como se informó con anterioridad, y ya están en el centro de retención.

El domingo hubo distintas manifestaciones de organizaciones feministas en espera del dictamen pericial.

El dictamen de la necropsia establece que el cadáver de Victoria presenta una fractura en la parte superior de la columna vertebral, producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra, lo que provocó la pérdida de su vida.

Las lesiones que desencadenaron el fallecimiento de la víctima, dijo la FGE, fueron provocadas por las maniobras de sometimiento que se le aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención, en donde recalcaron que éstas se realizaron “de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida”, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima, y eso ocasionó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza.

Ante las pruebas periciales, los cuatro elementos del Mando Único de Quintana Roo, identificados como participantes en la detención, una mujer y tres hombres, fueron señalados como responsables por su probable participación en hechos señalados por la ley como feminicidio, en este caso policial.

Los detenidos serán puestos a disposición de un juez de control.

Sin embargo, siguen los feminicidios en Quintana Roo: este fin de semana uno se registró en Holbox, donde amarraron, ahogaron, torturaron y le cercenaron los senos a una mujer taxista de Progreso, Yucatán; mientras otra mujer fue hallada con un balazo en la cabeza, encintada y con huellas de violencia en Benito Juárez, donde se registró el feminicidio de Alexis, caso que aún no ha sido cerrado y que provocó la balacera del nueve de noviembre en la Plaza de la Reforma de Benito Juárez, donde elementos también del Mando Único de Quintana Roo dispararon a mujeres y jóvenes manifestantes que se pronunciaban por justicia en el caso del feminicidio de la joven Alexis.

Con información de Quadratín Quintana Roo.