SAN LUIS POTOSÍ, México, 26 de julio de 2020.- Hace cinco años, la prominente abogada, Lorena Valle Rodríguez, tomaba la batuta en el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), para muchos una de las áreas más encomiables de la administración pública.

“Cuando me preguntan: ‘¿Qué quisieras?’. Les digo que una varita mágica para poder resolver todos los problemas, pero no existe”. Por eso pondera el trabajo de al menos 900 colaboradores que hacen posibles miles de apoyos con un importante presupuesto anual, del que hay que rendir cuentas.

Y el suyo propio. “En mi caso, yo estaba preparada para ayudar a mi marido (el gobernador Juan Manuel Carreras López). En San Luis necesitamos que a todas las niñas las eduquen a ser grandes mujeres, libres, independientes, trabajadores y profesionistas”, alentó.