Toluca, Edomex, 8 de mayo de 2020.-Con el propósito de ratificar el compromiso con la sociedad de respetar los derechos laborales de su personal, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) emitió su Política de Igualdad Laboral, No Discriminación y Prevención de Riesgos Psicosociales, requisito crítico para obtener la certificación de las Normas NMX-R-025-SCFI-2015 y NOM-035-STPS-2018 que reconocen buenas prácticas en materia de igualdad laboral y no discriminación.

Si bien persiste la brecha de género o la diferencia y desigualdad entre hombres y mujeres en el acceso de oportunidades, derechos, poder e influencia, remuneración y beneficios, control y uso de los recursos para su bienestar y desarrollo humano, en los últimos años hubo mayor reconocimiento al papel de la mujer en el desarrollo sustentable de la entidad.

En ese sentido, la nueva política laboral, en acuerdo firmado por el presidente de la Codhem, Jorge Olvera García, que se publicó en la Gaceta de Derechos Humanos, órgano informativo de la Comisión y en intranet para el conocimiento de todo el personal, tiene el objetivo de establecer principios que promuevan y generen la igualdad laboral y no discriminación, con las mismas oportunidades de desarrollo para las y los servidores públicos.

Para lograrlo, se establecerán normas de atención y sanción; y se promoverá un modelo de prevención de conductas discriminatorias o desigualdad laboral a través de la sensibilización del personal, fomentando una cultura laboral donde prevalezca el respeto a la diversidad y proporcionando igualdad de trato de oportunidades, remuneración y beneficios.

Con la Política de Igualdad Laboral, No Discriminación y Prevención de Riesgos Psicosociales, se dará seguimiento, evaluarán y monitorearán las acciones afirmativas de prevención de la discriminación en el organismo defensor, al tiempo de fortalecer la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres.

Cabe indicar que en la política laboral se precisan los principios de respeto a las diferencias de cultura, religión y origen étnico; el fomento de un ambiente laboral libre de discriminación, de acoso sexual y cualquier forma de intolerancia y violencia; y el impulso de la corresponsabilidad en la vida laboral, familiar y personal; además de incorporar un glosario de las definiciones de acoso sexual, discriminación, discriminación laboral, hostigamiento sexual, igualdad de género, igualdad laboral, violencia, entre otras para que todas las personas servidoras públicas, incluyendo a quienes trabajan por honorarios, servicio social o prácticas profesionales, las conozcan.