TOLUCA, Edomex., 11 de febrero de 2019.- El cierre de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) no impidió que los huachicoleros establecieran un nuevo récord histórico en el número de perforaciones ilegales durante enero de este año, independientemente de los volúmenes de producto que pudieran haber extraído.

Información de la petrolera revela que en los primeros 31 días del año, el crimen organizado ejecutó mil 572 tomas clandestinas en su red de ductos, un alza de 50 por ciento respecto de las registradas en el mismo mes del año pasado, que fueron mil 46, de acuerdo con los registros de la empresa, según una publicación de El Universal.

Ese número es el más alto reportado desde que se empezó a contabilizar este delito y significa que los huchicoleros realizaron una perforación cada dos horas en algún sitio de los 17 mil kilómetros de ductos de la empresa productiva del Estado durante el mes de enero.

Este número de tomas clandestinas es superior a lo que reportaron en 2018 en entidades como Jalisco, con mil 549; Veracruz, con mil 538, o Estado de México, con mil 507.

Los delincuentes mostraron preferencia por algunas entidades del país, en donde pueden encontrar facilidades para operar, ya sea ayuda de trabajadores o ex empleados de Pemex, de pobladores o de las propias autoridades, comentó Ramses Pech, analista del sector energético y de la firma consultora Caraiva y Asociados.

Los reportes de Pemex señalan que desde 2018, Hidalgo se convirtió en el estado predilecto de los delincuentes que perforan la infraestructura por donde se transportan todo tipo de hidrocarburos, porque encabezó la lista, con 2 mil 111 y en enero de este año sigue a la cabeza, con 510 tomas ilegales.

Las entidades con mayor número de tomas clandestinas en enero de 2019 están el Estado de México, con 171; Puebla, 158; Guanajuato, 148; Tamaulipas, 140 y Veracruz, con 126.