NEZAHUALCÓYOTL, Edoméx., 3 de noviembre del 2016. – Una granada de fragmentación fue abandonada en las calles de Paloma Negra y Amanecer Ranchero, de la colonia Benito Juárez, cerca de un bar, la que fue recogida por el equipo antibombas de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES).

Esta es la segunda vez en este día que el equipo antibombas tuvo que movilizarse por supuestos aparatos explosivos.

En el palacio del municipio entraron 18 llamadas en diferentes oficinas para advertir de la presencia de un explosivo.

Pero el equipo especial sólo encontró una mochila, pero sin ningún contenido que representara un riesgo.

Mientras que en Nezahualcóyotl las autoridades municipales informaron que una llamada anónima alertó al C4 sobre la presencia del artefacto sobre el cruce que conforman las avenidas Amanecer Ranchero y Paloma Negra.

Ahí, llegó el grupo antibombas para acordonar el aérea y levantarla.