CIUDAD DE MÉXICO, 26 de noviembre de 2016.- El presidente Enrique Peña Nieto propuso al Senado de la República una iniciativa para que el Procurador General de la República no se convierta automáticamente en el nuevo Fiscal General.

De acuerdo a un comunicado de Los Pinos, el Ejecutivo federal envió una propuesta para que el Congreso de la Unión expida la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República y no exista pase automático de último Procurador a primer Fiscal, sino que corresponda al Senado iniciar el procedimiento para la designación del nuevo Fiscal General de la República.

De esta manera, el Primer Mandatario reafirma que una de las tareas principales del Procurador Raúl Cervantes Andrade es trabajar para la mejora continua de la Institución del Ministerio Público de la Federación que enfrenta los grandes retos que significa el inicio en todo el país del nuevo sistema de justicia penal acusatorio, construyendo procesos y sistemas que fortalezcan la procuración de justicia.

 

 

LEER MÁS: QUADRATIN MÉXICO