ECATEPEC, Edomex., 21 de diciembre del 2016.- En su última Navidad como gobernador, Eruviel Ávila agasajó a los reporteros de la fuente con la rifa de dos autos Smart y el obsequio de aproximadamente 500 bocinas (una por invitado).

Como cada año desde el inicio de su gestión –excepto el segundo–, el mandatario mexiquense sorteó entre los asistentes dos automotores cuyo costo unitario en el mercado oscila entre los 230 mil y los 290 mil pesos.

Eruviel Ávila eligió como sede para la cena con reporteros a Ecatepec, su municipio de origen, que en dos ocasiones se convirtió en el más poblado e inseguro de la entidad, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 

LEER MÁS: PROCESO