TECÁMAC, Edomex., 17 de enero de 2019.- Agentes de Investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) catearon un inmueble en la colonia La Esmeralda, en donde localizaron estupefacientes, armas de fuego, así como más de 100 cartuchos útiles de diversos calibres.

El operativo se realizó en atención a una denuncia de la ciudadanía, mediante la cual se alertó que en un domicilio situado en la calle Nácar, de la colonia La Esmeralda, se realizaban actividades delictivas, por lo que fue iniciada una investigación.

Derivado de la denuncia, el Agente del Ministerio Público solicitó a un Juez Especializado en Cateos y Órdenes de Aprehensión en Línea librar una orden de cateo para ese inmueble, identificado como punto de venta de droga.

Una vez que la orden de cateo fue otorgada por la Autoridad Judicial, elementos de la Fiscalía Regional de Tecámac se trasladaron al sitio en donde se localizó lo siguiente:

• Una mochila con bolsas de plástico con hierba verde con las características de la marihuana,
• Un rifle tipo R-15
• Un rifle calibre 5.5 mm
• Un estuche de pistola tipo escuadra
• Un arma tipo revólver
• 112 cartuchos útiles de diversos calibres

​En el inmueble fueron aseguradas dos mujeres identificadas como María Guadalupe “N”, de 32 años de edad, y una menor de 17 años, a quienes se les investiga por su probable participación en delitos contra la salud.

Cabe mencionar que al inmueble arribaron varios sujetos quienes intentaron evitar el traslado de las detenidas ante el Ministerio Público, e incluso colocaron dos vehículos tipo grúas afuera del inmueble para impedir la salida de los vehículos oficiales.

Por ello también fueron detenidos Ricardo “N”, de 23 años; Juan Antonio “N”, de 31 años; Juan Manuel “N”, de 33 años; Carlos Daniel “N”, de 20 años; Ricardo “N”, de 31 años, y Erick Gabriel “N”, de 25 años, así como un adolescente de 16 años.

Derivado de lo anterior el inmueble quedó asegurado y bajo resguardo de la Policía Municipal de Tecámac.

​A los detenidos se les debe considerar inocentes hasta que sea dictada una sentencia condenatoria en su contra.