ESTADO E MÉXICO, 14 de mayo de 2020.- Un bono que no llega completo, no dar la cara y aclarar qué pasa, y ausencia de liderazgo, han obligado a maestros mexiquenses, afiliados al Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, a pedir la renuncia del actual dirigente, José Manuel Uribe; los docentes solicitaron su renuncia a través de medios digitales, después de señalar que el bono que cada año reciben por el Día del Maestro no llegó completo.

El Gobierno mexiquense informó que apoyará con un bono especial a los maestros, por su día -15 de mayo-, en un esfuerzo por reconocer su labor. Pero el dirigente ha “brillado por su ausencia, desde que tomó protesta”, dicen los maestros.

El bono que llegó por parte del Sindicato, fue de 5,600 pesos por maestro, cuando el Convenio de Sueldos y Prestaciones establece que este sería de 9,000 pesos.

En las redes, los docentes se preguntan quién tiene la otra parte o qué uso se le está dando.

Insistirán en que se vaya Uribe, ante los resultados que ha dado al frente del magisterio.