PACHUCA, Hgo., a 15 de junio 2020.- Es falso que el congelamiento de las cuentas a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo trastoque o perjudique dinero proveniente de fondos estatales, federales o algún recurso con destino a jubilados, académicos, administrativos y estudiantes, aseguró la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Mediante un comunicado oficial esta unidad perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) respondió a menciones que realizó esta tarde el presidente del patronato de la UAEH, Gerardo Sosa Castelán, quien a través de una entrevista en una estación universitaria descartó que existía ilícito que perseguir en la investigación contra la UAEH y que el congelamiento de éstas trastocaba la integridad de esta casa de estudios.

“Es falso que, como pretende hacer creer en un comunicado, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) cuente con resolución judicial favorable que le permita la disposición de los recursos existentes en las cuentas bancarias sobre las cuales esta autoridad ordenó congelar en marzo de 2019”, dijo en su posicionamiento la UIF.

Refirió que las autoridades federales determinaron que la orden de bloqueo de cuentas cumplió con los parámetros constitucionales establecidos jurisprudencialmente por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo anterior a suspensión derivada del juicio de amparo 231/2019, mismo que promovió el rector de la UAEH Adolfo Pontigo Loyola.

De igual forma la unidad a cargo de Santiago Nieto Castillo desdice a la UAEH al asegurar que sus acciones se encuentran dentro de los cauces legales “como resultado de los trabajos conjuntos, así como el intercambio de información realizados por la UIF de la SHCP con autoridades extranjeras y con sustento en nuevos hechos y transacciones irregulares que esta Unidad detectó a la institución universitaria con diversas personas físicas y morales”.

Y de nueva cuenta refutó que con este congelamiento de 6 cuentas por 151 millones de dólares se trastoquen las cuentas destinadas a percibir subsidios federales y estatales, porque la orden de congelamiento se emitió en el marco de la protección de los derechos humanos de los trabajadores activos y jubilados de la Universidad.

De este modo descartó que se afecte a la comunidad estudiantil, porque se dejaron a salvo 214 cuentas bancarias en las que la UAEH recibe subsidios federales y estatales; dispersa pagos de nómina a los trabajadores académicos y administrativos, tanto activos como jubilados; recibe pagos de colegiaturas, exámenes de admisión y demás servicios educativos; administra ingresos propios y becas, entre otros.

Por último, consideró de falsas las acusaciones de que los recursos existentes en las seis cuentas de HSBC, actualmente bloqueadas, corresponden al fondo de jubilados ya que aseguran que el propio rector de la UAEH señaló que esas cuentas correspondían a otro tipo de productos financieros; esto es, tipo de cuentas distinto al fondo de jubilados.

“Al respecto, es importante señalar que los recursos con presunción de ilicitud se concentran en las cuentas bancarias identificadas por el propio rector con los conceptos “inversión en dólares” e “inversión”, lo que denota lo inexacto de esta afirmación”, puntualizó la UIF.