Toluca, Edomex, 23 de septiembre de 2020.- Que se aplique todo el peso de la ley contra los agresores y que se haga justicia, exigen los familiares de Edgar Villalva Ceballos, quien desapareció en abril de 2019 en Toluca, y cuyos restos fueron encontrados el jueves pasado en una parte de la ciénega del Río Lerma.

Alma Villalva Ceballos, hermana de Edgar, señaló que si bien, por el delito de desaparición forzada cometida por particulares hay una pena máxima de 50 años, a ello se le deberá sumar la penalidad por homicidio, lo cual aumentaría hasta 75 años, más las agravantes.

Relató que al enterarse de la detención de Hueman Valente “N” -quien se encontraba prófugo y por quien se ofrecía una recompensa de hasta medio millón de pesos- la tarde del martes, los familiares de Edgar sintieron un poco de alegría, tras 17 meses de lucha en busca de la justicia, lucha que continua.

“Cuando les di la noticia por primera vez los vi reír en mucho tiempo, algunos lloraban de alegría, desde que encontramos a “Chapis” obviamente estamos más tranquilos porque era lo primordial tenerlo con nosotros”.

Alma afirmó que, tanto ella como sus familiares temen por su seguridad, toda vez que han recibido amenazas, presumen hay intereses que podrían beneficiar a los detenidos -Juan Antonio “N”; Hueman Jesse “N”, Octavio Odilón “N” y Hueman Valente «N»- y porque dijo, los involucrados en la desaparición de Edgar, así como los familiares de dichos sujetos, son personas peligrosas.