Regreso al trabajo en la “nueva realidad”

Fernando Fuentes

Me llamó la atención una reciente noticia de la revista The Economist en donde informa que en la ciudad china de Wuhan (el epicentro original de la pandemia) el Gobierno Chino aplicó la prueba del coronavirus a la TOTALIDAD de los 10 millones de sus habitantes en 10 días, solamente se identificaron a 300 personas infectadas, todas las cuales fueron asintomáticos, detectando a sus contactos previos de 15 días (Quizás porque no conocen el modelo centinela mexicano ).

Más allá del sarcasmo, el gobierno de México prácticamente no ha aplicado los tests para saber si tenemos CoDVID-19 por considerarlos inútiles, sólo a aquellos que están hospitalizados, a los demás se les manda a su casa a encerrarse o simplemente no los recibe.

En este regreso al trabajo para enfrentar esta “nueva normalidad” la población que necesita trabajar se encontrará totalmente a merced del virus… no saben si los compañeros de su trabajo están infectados, los amigos, los clientes o las personas que se cruzan en su camino en las tiendas, camiones, combis, en el metro… el miedo nos invade… ¿cómo protegernos?

Según un artículo reciente de El País que presenta los resultados de un estudio a tres eventos de contagio masivo en España, un vehículo transmisor fuerte del virus es el aire acondicionado en ambientes cerrados. Como está recirculando el aire, el contagio puede extenderse de orilla a orilla aunque la persona transmisora no haya tenido contacto con el sujeto de la otra orilla. 

Recomienda el estudio que haya ventilación (por ventanas) de aire fresco, además de realizar modificaciones a los centros de trabajo a fin de guardar distancias de 4 metros de persona a persona, además de realizar todas las medidas ya conocidas (usar cubrebocas, caretas o gugles, guantes, gel, lavado de mano, al llegar a casa, muda de zapatos y ropa, limpieza corporal, desinsectación de llaves, celular, careta, cubrebocas, etc). Por supuesto que ante un pico de contagios cualquier descuido hará inútil el esfuerzo. 

Podría recomendar además, llevar comida de casa, obvio limpiar perfecto nuestra área de trabajo al llegar incluyendo la compu y el mouse, usar preferentemente escaleras, evitar el transporte público. A la larga veo desgastante el observar estas medidas pues se requiere mucha disciplina y lejanía de contacto social (evitar las juntas y diálogos directos, evitar la circulación de expedientes o notas impresas). 

Yo creo que debe haber protocolos muy responsables de parte las entidades aún una vez levantada la cuarentena: seguir en lo posible el trabajo en casa, no dejar ir a los adultos mayores y a quien observen enfermedades que los hagan vulnerables, realizar modificaciones en áreas de trabajo, profundizar en limpieza y sanitización de áreas, hacer mayor uso de medios remotos (llamadas x teléfono, correos electrónicos, teleconferencias). En fin…

Ayer la SSA informó que hasta este miércoles suman 159 mil 793 personas con COVID-19, a la cual se agregaron en 24 horas 4,930 confirmados; con 19 mil 080 defunciones, donde se sumaron en un día 770 casos de fallecidos y 59 mil 076 casos sospechosos acumulados, pues se sumaron 2,233 nuevos casos de sospechosos en un día. Hay 1,846 muertes sospechosas que pudieron haber sido ocasionadas por COVID. El 36.17% de las personas estudiadas ha resultado positivo por COVID.

México tiene una tasa de letalidad de 11.94%, mientras la tasa mundial de letalidad mundial es 5.5%… Ups!

FRONTERAS. Aumenta probabilidad del fenómeno La Niña en 2020: CPC

En esta segunda quincena de junio, es probable una activación de ciclones en el Pacífico cercano a México e Incluso en le Golfo de México. Para julio podría ahora aumentar en algún punto del Caribe, Golfo de México o Atlántico tropical, según el Centro de Predicción Climática (CPC por sus siglas en inglés).

 La tendencia a La Niña generalmente indica más lluvias en México en la transición otoño-invierno, así con mayor actividad tropical en Atlántico. Es importante realizar medidas preventivas al respecto”

Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio Nacional de Locución 2017. Premio México de Periodismo 2013. [email protected]