Preocupa el avance de la pandemia en México

México se encuentra en la cresta del mundo por el número de muertos alcanzados en un sólo día por el coronavirus, solamente somos rebasados por Brasil y Estados Unidos, al llegar ayer a la preocupante cifra de los 1,092 fallecidos, lo que nos da un total de 11,729 defunciones; 101, 238 contagiados y 44,869 sospechosos por el COVID-19.


En esta andanzas de cifras (personas) proporcionadas por la Secretaria de Salud, nos recuerda en su momento las declaraciones del subsecretario de salud, López Gatell al indicarnos que las cantidades de personas contagiadas y fallecidas podrían ser mucho mayor, por lo que se nos aconsejó que podríamos multiplicar dichas cifras por 8 ó 10 como lo indican algunos investigadores para encontrar una número más confiable, entonces si aplicáramos dichas multiplicaciones a las cifras actuales, ya estaríamos rebasando el millón de contagiados en México, y un número de muertos incalculable, que terrible! ¿Qué está pasando? ¿Por qué estamos perdiendo el control en el número de contagiados y muertos por coronavirus en nuestro país? Sobre todo sí se nos dijo al principio del año por las mismas autoridades “que el coronavirus era como un simple catarro”, “que el país se encontraba preparado” “que por lo tanto no deberíamos preocuparnos” y lo que hemos visto ahora ha sido todo lo contrario a lo dicho entonces, sin embargo en ese mismo lapso hubo voces que alertaron que no estábamos preparados ni organizados.


Sin duda son muchas las razones por las que nos encontramos en una situación que cada día se pone más difícil con respecto a la pandemia que sufrimos en nuestro país, vamos a tratar de enumerar lo que distinguimos:


En primer lugar es que tenemos un débil sistema de salud, como se quiera ver y por las razones que se quieran justificar, eso es una gran realidad, otro aspecto es el número alto (millones) de personas con enfermedades crónicas sumadas a las enfermedades que normalmente afectan a los pobres, que en nuestro país tenemos más de 70 millones de ellos.


También tendríamos que agregar a la lista la contaminación de los suelos, ríos, lagos, mares, medio ambiente y el aire que respiramos los mexicanos.


Además deberíamos agregar la pobre alimentación de los mexicanos, así como el alto consumo de alimentos chatarra y de refrescos que acostumbra la población como parte de su dieta, colocándonos en los más obesos del mundo.


Otras de las razones que observamos por el aumento del coronavirus en el país y qué no se ha tomado en cuenta por parte de las autoridades sanitarias del país es el estrés provocada por la violencia que viven los mexicanos desde hace más de 17 años, básicamente inducida por la delincuencia organizada y su mala estrategia hasta ahora para disminuirla, que nos ha dejado a miles de muertes, desaparecidos y secuestrados, aún si resolver.


Una persona con un alto estrés tiene por lo consiguiente un débil sistema inmunológico lo que consecuentemente es vulnerable a que atrape cualquier tipo de enfermedad.


Aunado a todo lo anterior, la comunicación del gobierno federal para alertar e informar a la población ha sido muy confusa en sus mensajes, como el manejo de cifras, por ejemplo decidió el sector salud terminar el pasado 30 de mayo la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, cuándo nos encontramos en la fase exponencial de la pandemia. Sin duda la estrategia de comunicación y los mensajes encontrados, están confundiendo más a la población.


A la lista se pueden agregar infinidad de cosas, como la falta oportuna de equipo de protección para los trabajadores del sector salud, compras oportunas de medicamentos e insumos, calidad de equipo e insumos de baja calidad, el desencuentro entre gobernadores, empresarios y el gobierno federal para ponerse de acuerdo para combatir el coronavirus, situación que es aprovechado por los sectores que no están de acuerdo con el presidente.


Por lo que el Presidente de México debería pensar seriamente lo que esta sucediendo, es tiempo de cambiar el rumbo y hacerse acompañar de cuadros bien preparados, en fin es tan solo un consejo o una opinión. Esperamos que pronto se logre la unión de todos los mexicanos para combatir el COVID-19 y en esta lucha contra el virus se integren verdaderamente a nuestros científicos mexicanos.


Premio Nacional de Periodismo 2008 y 2016. Premio Nacional de Locución 2017. Premio México de Periodismo 2013. [email protected]