NUEVA YORK, 29 de julio de 2019.- Kyle ‘Bugha’ Giersdorf, de 16 años, se llevó a casa el gran premio de 3 millones de dólares durante la Copa Mundial de Fortnite en el estadio de tenis Arthur Ashe de Nueva York.

Giersdorf venció a otros profesionales y famosos streamers y se hizo un nombre por sí mismo al dominar desde la primera ronda para llevarse el que hasta ahora es el premio más grande para un solo jugador en un torneo de esports.

“Las palabras no pueden explicarlo. Estoy muy feliz”, dijo Giersdorf. “Todo lo que he hecho en la rutina ha valido la pena y es una locura”.

Después de celebrar su victoria, se dio la vuelta para abrazar a sus familiares que habían viajado desde su ciudad natal en Pennsylvania para verlo jugar.

En segundo lugar, Harrison “Psalm” Chang, de 24 años — exjugador profesional de Heroes of the Storm–, ganó 1,8 millones de dólares. Epikwhale quedó en tercer lugar y se llevó 1,2 millones de dólares. Su nombre no ha sido revelado públicamente. En cuarto lugar, Nate “Kreo” Kou, de 18 años, de Parkland, Florida, ganó 1,05 millones de dólares.

A los 24 años, Chang fue uno de los más antiguos que compitieron el domingo.

“Es genial representar a los viejos: la experiencia y la compostura superan todo”, dijo Chang a CNN Business. “Sin embargo, Fortnite es un juego de jóvenes”.

Respecto a su dinero, dijo que planea “apostarlo todo o invertirlo”, pero aún no lo ha decidido.

Más de un millón de espectadores vieron el torneo en línea, según Twitch, YouTube y estadísticas de Fortnite.

Toda la información aquí, en CNN