TOLUCA, Edoméx, 16 de noviembre del 2016.- Para el diputado perredista Javier Salinas Narváez, el gobierno del estado de México no está preparado para recibir la oleada de repatriados migrantes que se podría registrar el año entrante, una vez que Donald Trump tome posesión como presidente de los Estado Unidos de Norteamérica.

El legislador consideró que pese a que el mandatario Eruviel Ávila Villegas ha sostenido que si tiene un plan emergente, mismo que no ha dado a conocer, en los hechos es evidente que no se cuenta con una política pública articulada para enfrentar al inminente contingencia social y económica.

Para el vicecoordinador de la Fracción Parlamentaria del PRD en la LIX Legislatura local, el Gobierno estatal no tiene un plan emergente y el Paquete Fiscal 2017 no contempla una partida para un plan de contingencia social como el que se avecina.

Por lo anterior, puntualizó, en las comisiones y en las sesiones pondrán especial atención para exigir se delimite una estrategia para recibir a nuestros connacionales.

Por otro lado, el nativo del municipio de Ocoyoacac denunció el crecimiento mágico en los recursos de cuatro Secretarías para 2017, por lo que no descarta que tengan fines de operación política e insistió en que la Federación es demasiado “generosa” con el estado de México, en un año electoral y de panorama económico internacional complicado, en contraste con los apoyos a otras entidades.

Salinas Narváez demandó clarificar el uso que el Gobierno estatal pretende dar a los incrementos presupuestales, fundamentalmente para las Secretarías de Finanzas, Educación, Desarrollo Social e infraestructura, donde en apariencia no se justifican en un año electoral.

Más allá de la discusión que se dio este día sobre el Paquete Fiscal 2017 en comisiones en el Congreso local, el economista insistió en que resulta increíble que mientras el Presupuesto Federal crecerá apenas 2.26 por ciento, lo que se traduce en menos 0.5 por ciento cuando se le resta la inflación estimada en 3 por ciento; los recursos para el estado de México se eleven en 17.6 por ciento.

“No obstante, el negro panorama internacional, contra toda lógica y pronósticos, en la entidad los recursos crecen. Particularmente, llama la atención el aumento del gasto público en cuatro Secretarías que tienen ingresos conjuntos por 15 mil 038 millones de pesos, que equivalen a 79.49 por ciento más que el año anterior”, enfatizó.

DESGLOSE POR SECRETARÍAS

La Secretaría de Finanzas crecerá 65.25 por ciento, “inexplicablemente, pues no se dedica a hacer obra pública ni infraestructura”, al pasar de 7 mil 878 millones en 2016 a 12 mil 690 millones en 2017, lo que implica una variación de 5 mil 011 millones; “¿a dónde va a ir ese dinero?”, cuestionó.

Los recursos de la Secretaría de Educación crecerán en 16.14 por ciento que se traducen en 5 mil 838 millones más; “¿acaso serán para nuevos maestros?”, dijo. El presupuesto de esta dependencia pasará de 36 mil 168 millones a 42 mil 007 millones, con más de 5 mil millones.

En Desarrollo Social el aumento es de 32.90 por ciento, al pasar de 3 mil 842 millones a 5 mil 106 que se traducen en mil 264 millones más. “¿Son para personal o para operadores políticos?”, señaló.

En Infraestructura, el gasto se elevará en 32.60 por ciento, por lo que también es necesario, desde su punto de vista, clarificar las obras en que habrá de emplearse.

Salinas Narváez recordó que conforme al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, al estado le corresponden por ley recursos fiscales por 163 mil millones (de los 260 mil totales del presupuesto).

No obstante, el rubro de recursos federales es discrecional, no se encuentra fundamentado por ninguna ley, y como parte de éste se le asignan 28 mil 300 millones de pesos.

“El Gobierno Federal es muy generoso con el Estado de México cuando a otras entidades les recortó”, concluyó.

 

Javier Salinas diputado