TEOTIHUACÁN, Edoméx., 29 de diciembre del 2016.- Gran afluencia de turistas registró la Zona Arqueológica de Teotihuacán, por lo que los paseantes tuvieron que esperar un promedio de una hora para poder llegar a la cúspide de la pirámide de El Sol.

Trabajadores de ZAT tuvieron que controlar el acceso como se implementa el 21 de marzo, debido a la llegada de los vacacionistas que decidieron pasar sus vacaciones de invierno en este sitio arqueológico.

Tal es el caso de la familia Sánchez, originaria de la delegación Álvaro Obregón y que tenían más de 20 años de no visitar la pirámide de La Luna y El Sol; y al no contar con un gran presupuesto para sus vacaciones decidieron llegar a Teotihuacán.

En tanto vendedores de artesanías incrementaron sus ventas hasta un 50 por ciento, ante la gran afluencia de turistas nacionales y extranjeros.

Ricardo Otero del Distrito Federal, expresó su molestia por el alto costo de las visitas guiadas, ya que cada hora tenía un precio de 350 pesos y la explicación era de más de dos horas.

En tanto los restaurantes de comida típica mexicana que se ubican en el circuito de la zona arqueológica tuvieron un incremento en sus ventas.

Las largas filas se podrían observar desde el ingreso a la puerta 2 de la Zona Arqueológica de Teotihuacán.