Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Mario Rodríguez

Gratuito el tratamiento para insuficiencia renal en Edomex

Mario Rodríguez/Quadratín Edomex
 
| 06 de diciembre de 2017 | 17:32
 A-
 A+

TOLUCA, Edomex., 6 de diciembre de 2017.- Por ley en el Estado de México tienen que ser destinados 120 millones de pesos para garantizar el abastecimiento de hemodiálisis a pacientes en tratamiento de insuficiencia renal, señaló el diputado perredista Jesús Sánchez Isidoro. Puntualizó que impulsó la iniciativa y la formalizó en aras de garantizar la salud y brindar alivio a la economía de los ciudadanos.

La ley contempla que el tratamiento sea entregado de manera gratuita a los pacientes. “Que en cada hospital del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) pudiéramos nosotros colocar, administrar, el tratamiento de manera gratuita que se les tiene que dar a los pacientes que tienen insuficiencia renal”, explicó en entrevista para Quadratín Estado de México.

En este entendido, puntualizó que buscó desde su fracción parlamentaria el destinar una partida obligatoria para este gasto dentro del rubro de salud del Presupuesto de Egresos entregado por el Ejecutivo Estatal. Lograron conseguir un total de 120 millones de pesos anuales para el abastecimiento de hemodiálisis en el tratamiento de insuficiencia renal y, aseveró que esta cantidad debería de ir en incremento año con año en aras de garantizar un alivio a la economía de los pacientes.

Jesús Sánchez Isidoro puntualizó que los gastos anuales de este tratamiento van desde los 250 mil pesos, con riesgo de alcanzar hasta 300 mil pesos. En esta tónica, la ley que impulsó contempló que la entrega fuera gratuita según sea la demanda del paciente.

La enfermedad es consecuencia de pacientes que también sufren diabetes, por lo que varios de estos caen en el desempleo a partir de la frecuencia de las intervenciones que van desde tres o cuatro sesiones a la semana con una duración por día de 7 u 8 horas de acuerdo al nivel de toxinas en la sangre.

En esta tónica, el perredista señaló que buscó que la medida fuera gratuita ya que los pacientes caen en la inprotección no solo por la falta de empleo, consecuencia de las prolongadas terapias, sino por el gasto económico que esto implica y que devora los ahorros de los familiares.

El también presidente de la Comisión Legislativa Salud, Asistencia y Bienestar Social en el congreso del Estado de México, reconoció empujó la ahora ley dentro de un paquete de legislaciones progresistas que velan por el estado de salud de los mexiquenses y forma parte de su segundo año legislativo.